Una patinadora sobre hielo a los 79 años

Gracias por compartir

Lyubov Morekhodova tiene setenta y nueve años y vive sola en una remota granja a orillas del lago Baikal, en Rusia. 

Una zona sin transporte público ni buenas carreteras. Si necesita ir a algún sitio en invierno, se pone sus viejos patines.

Consiguió su primer par cuando iba a la escuela, y desde entonces han sido su medio de transporte.

«Como alumnos de primer grado teníamos que ir y volver cuatro kilómetros. Mi padre fabricaba unos trozos de madera, y luego les ponía trozos de hierro, hacía agujeros y los ataba con cuerdas a mis botas de fieltro, me sujetaba de la mano, y allá que iba» cuenta Morekhodova.

Este medio de transporte le funciona tan bien, que no se plantea usar patines nuevos: «No puedo usarlos. Sí he patinado con ellos, pero no puedo, porque las botas de fieltro son blandas, en primer lugar. En segundo lugar, mis pies no se congelan en ellas. Aquí hay heladas tan fuertes que los pies se congelan enseguida, mientras que con las botas de fieltro puedes ir donde quieras».

Para esta septuagenaria el lago Baikal lo es todo. El lugar donde ha crecido y sigue viviendo, una perla, asegura, de la humanidad. Por eso no tiene intención de mudarse.

También te podría gustar...

LIVE OFFLINE
Loading...