La Venezuela de los Castro

Es sabido por pocos que en los años 90, época del presidente Carlos Andrés Pérez, donde Venezuela se había convertido en la esperanza de muchos, geopolíticamente hablando este país sudamericano pese a que mermaba un estallido social, seguía ubicándose en los primeros lugares de países con alto índice de desarrollo y progreso, es tan así que la política exterior que caracterizó a este país sudamericano era el fortalecer acuerdos de cooperación y libre comercio, donde además se convirtió en el líder por excelencia de ser productor del preciado «oro negro» el petróleo.

Los que a todos nos dejó sorprendidos fue la forma en la cual este país sudamericano empezó su declive, dado que si leemos un poco de historia la reflejamos en la misma visión de los Castro cuando llegaron a la Habana en aquel glorioso 1959.

Fidel Castro era una especie de Mohar el Gadafi en la Libia de aquel entonces sin dejar su pensamiento o filosofía orientada al comunismo, de hecho había contado con el apoyo estadounidense al momento de tomar las riendas del estado cubano de aquel entonces.

Por lo que si recordamos aquel Joven Hugo Chávez Frías Teniente Coronel del Ejército de Venezuela el cual nunca había reflejado en el espejo lo que hoy vive la República Bolivariana de Venezuela o mejor aún llamarla la Dictadura de Nicolás Maduro.

Al llegar al poder en el año 1998, ese joven Chávez había indicado que no tenía intenciones de permanecer más que 4 años en el poder como la constitución le demandaba, por lo que en sus discursos de ese entonces decía que se debía al pueblo que lo eligió, pero esto no quedó ahí señores.

Chávez tenía poco a poco una conducta más autoritaria y más atroz hasta con los medios de comunicación, por lo que el Chávez que anduvo por las calles de República Dominicana en los años 80”s a bordo de un Volkswagen Escarabajo ya no era el que se había convertido en el año 2007.

Su conducta fue acercándose cada vez más a los países no alineados, los cuales reflejan cierto distanciamiento de los países prósperos y con una ideología más orientada al progresismo o en muchos casos al capitalismo.

Sin embargo, Chávez no tenía buenas relaciones con el régimen cubano, pero al mirar hacia los países no alineados esta tendencia permitió un giro de 180 grados en base a su política exterior sobre la Habana.

Ya no tenemos la Venezuela de aquel glorioso acuerdo de Petrocaribe, ni la Venezuela que sus ciudadanos jamás habrían pensado dejar su patria por las circunstancias que le permitieron trasladarse.

Si observamos la línea del PSUV (Partido Socialista Unido Venezolano) vemos cada vez más que esta Venezuela sigue siendo parte del botín de los “Castro”.


Sea usted el jurado….

Por: Junior Pérez.

Comunicador y Analista Internacional.

juniorperez

También te podría gustar...