Insólito: concejales de Juntos por el Cambio de Alpachiri piden protocolos «para que los jóvenes se puedan divertir»

El bloque de concejales de Juntos por el Cambio de la localidad pampeana de Alpachiri pidió una reunión con el Comité de Crisis local para plantear la necesidad de encontrar espacios para que los jóvenes de la localidad no pierdan la posibilidad de «divertirse de manera segura».

A contramano de la preocupación de todo el país, con las consabidas excepciones de los sectores que por diversas razones se oponen a las medidas sanitarias, los ediles han empezado una campaña que tiene el lado formal en la nota elevada al intendente Rubén Muller, pero que se acentúa a través de fuertes arengas que incitan en los casos extremos a la desobediencia civil a las normas vigentes.

La insólita posición, enmascarada en una preocupación por la pérdida de sociabilidad en la juventud a raíz de las medidas que consideran «restrictivas», considera que los jóvenes son empujados a la clandestinidad de fiestas y encuentros. Por lo tanto, estiman que es necesario «buscar una solución» que eviten males mayores.

Optimistas respecto del resultado de una eventual reunión que están pidiendo, le piden al intendente que «realice un pedido al señor gobernador para solicitarle lo acordado».

Mabel Pasini, Iván Fhur y Martín Elsenbach son los concejales firmantes y recuerdan que están prohibidas las reuniones sociales y la circulación luego de la una de la madrugada. Desde su perspectiva esas prohibiciones llevan a los jóvenes a reunirse de forma ilegal.

Paradójicamente, en lugar de pedir que se controle y eventualmente sancione a quienes violen las reglas, piden «buscar alternativas para que los jóvenes se puedan divertir». En la reunión que piden, esperan la participación de los comerciantes de locales nocturnos y entre todos encontrar protocolos «específicos y estrictos» para alcanzar diversión de manera segura.

La nota, hecha pública y fogoneada desde las redes sociales, cosecha la adhesión de los jóvenes que atacan al intendente y el resto de los integrantes del comité de crisis, es decir las autoridades del propio Concejo Deliberante, de seguridad y de salud.
La sesgada iniciativa sólo piensa en la imposibilidad de diversión de la juventud y nada refiere a la situación sanitaria general y de Alpachiri en particular, tal vez la población con mayor índice de mortalidad en lo que va de la pandemia.

Casos.
El día 7 de este mes, y luego de 72 días consecutivos, Alpachiri dejó de presentar casos activos de Covid 19, pero ese lapso costó que 54 personas de la localidad se vieran contagiados por el virus y 9 de ellas, todos adultos mayores, perdieran la vida.
Diciembre fue el peor mes ya que hubo 31 positivos y se contabilizaron los 9 decesos. El 28 de octubre se registró el primer caso, lo que da una idea de la eficiencia de las medidas preventivas (entre ellas las restrictivas que nadie quiere), cumplidas por toda la comunidad.

Además de la buena noticia de no tener nuevos contagios, el jueves fue vacunado con la primera dosis todo el personal sanitario de la localidad.
Como en otros lugares del país, parece ahora que los jóvenes de Alpachiri han perdido la paciencia y quieren divertirse. Entre ellos los concejales de la UCR, tal vez hayan tomado nota que en ese lapso el coronavirus no ha causado muchos estragos en su franja etárea y las vidas que se fue llevando pertenecen a sus mayores. Lo que parece no han advertido es su papel fundamental para llevar el virus a los mayores.
(Con información de La Arena)

También te podría gustar...