Condenan a pastor por contaminación ambiental y acústica

También estableció la prohibición de utilizar en la iglesia instrumentos musicales, de percusión, micrófonos y amplificación eléctrica

El juez contravencional de General Pico,  Maximiliano Boga Boyhenard


El juez contravencional de General Pico,  Maximiliano Boga Boyhenard condenó a Esteban Eduardo Cabrera, de 47 años,  a la pena de veintisiete dias-multa equivalente a la suma total de treinta y siete mil quinientos treinta pesos por juzgarlo autor material y penalmente responsable de la infracción -reiterada- al art. 97 inc. 1° del Código Contravencional, que sanciona “básicamente a quienes con ruidos de cualquier especie provoquen molestias públicas innecesarias”.


Además le aplicó  una  amonestación prevista en el Art. 17 del C.C., exhortándolo a evitar futuras infracciones similares, dado la probable continuidad de la actividad religiosa donde el imputado es pastor y le impartió como instrucción especial a la iglesia que representa y a Cabrera en su carácter de pastor y autoridad responsable de la misma, la insonorización del salón que la institución posee en  esta ciudad a través de la colocación de paneles, aislantes sonoros y acústicos y/o cualquier otro tipo de material a los fines de evitar molestias innecesarias a la vecindad.

También estableció la prohibición de utilizar en la iglesia instrumentos musicales, de percusión, micrófonos y amplificación eléctrica hasta que se verifique que las refacciones realizadas son efectivas para evitar la contaminación acústica.

Dicho aislamiento acústico deberá estar concluido en el plazo de sesenta días corridos.

También te podría gustar...